Domingo, 28 de octubre de 2012


Johannes Kelpius fue Maestro del primer grupo de rosacruces que llegó a América. La comunidad que fundó a lo largo del río de Wissa-hickon, en lo que ahora es el Parque Fairmount de Filadelfia, se estableció bajo los principios y prácticas expuestos en la Fama Fraternitatis, un increíble documento rosacruz del siglo XVI. La comunidad que Kelpius fundó poseía un jardín botánico, un telescopio para estudios de astronomía, además, los que comulgaban con esta comunidad establecieron una escuela, practicaban el arte de la curación y celebraran reuniones abiertas al público así como rituales místicos secretos.


Uno de los aspectos sobresalientes de su legado es un libro que contiene texto y música originales. Intitulado The Lamenting Voice of the Hidden Love at the Time When She Lay in Misery and Forsaken and Oprest by the Multitude of her Enemies, (La llorosa voz del amor escondido en el momento en que ella se encontraba en pena y dolor y oprimida por sus múltiples enemigos), fue clasificado erróneamente por los antiguos eruditos como “Libro de himnos”, puesto que el libro no contiene himnos, sino poemas. Algunos de ellos se refieren a textos sagrados pero la mayoría son estudios místicos y filosóficos.

 


Lo más probable es que se trate de las enseñanzas de Kelpius expuestas en una forma poética, escritas por la mujer cuya firma aparece en la primera página, Christiana Warmer. El texto original en alemán, acompañado de la traducción al inglés en las páginas frontales, probablemente es de Christopher Witt, otro miembro de la comunidad.1


Estas maravillosas obras están repletas de alegorías, simbolismo y verdades místicas. La más sobresaliente es el pasaje No.8, cuyo título aparece así: ¨The Power of Love Which Conquers the World, Sin, and Dead, in a Pensive Poem Composed in 1705¨,2 ( El poder del amor que conquista al mundo, los pecados y la muerte en un poema melancólico compuesto en 1705). Son 136 versos con una trama, personajes independientes, armonías diferentes y algunas secciones con indicaciones para “ser habladas”. ¡Esto no es un himno!


Después de efectuar minuciosos estudios e investigaciones durante quince años, esta escritora llegó a la conclusión que “The Power of Love” ( El Poder del Amor) era una obra mística dramático-musical. Una vez que esto fue aceptado, se hizo patente un hecho notable: esta historia guarda similitudes sorprendentes respecto a la historia que Wolfgang Amadeus Mozart empleó para su ópera Die Zauberflöte o La Flauta Mágica.

 

 

Esta última es una epopeya alegórica completa, con una princesa (un Alma, personaje femenino) que se ve sometida a pruebas, es recluida, raptada y finalmente encuentra y se une a su Señor. En la historia de Kelpius, el simbolismo religioso se entreteje con el místico. El Señor finalmente se revela como Cristo en la Cruz. Tenemos, tanto en la ópera de Mozart como en este drama musical de Kelpius, los poderes de la luz y la obscuridad. En ambos encontramos pruebas, o purificaciones, que se efectúan mediante el fuego. En ambas aparece una Princesa (o Alma) que es arrebatada de su Amado. En ambas existe un personaje malvado que rapta a la princesa. Al igual que en la ópera, el drama rosacruz menciona un “templo interno” así como atuendos ritualísticos.


La similitud de las historias no es una coincidencia. La tradición rosacruz precede el establecimiento formal de la Francmasonería. La historia de “La Flauta Mágica” siempre ha sido calificada como “masónica”, sin embargo, es un recuento más pulido de esta historia rosacruz mucho más antigua.

 


La música en “El Poder del Amor” realmente es similar a la de los himnos y ni siquiera se acerca al genio musical de la popular ópera de Mozart, sin embargo la primera versión de la historia nos conduce a realizar un riguroso escrutinio.


“El Poder del Amor” se puede leer en muchos niveles. Existen temas de Luz y Obscuridad, Bondad y Maldad, Cristo y Satán, Sabiduría e Ignorancia. La dualidad de la naturaleza, un concepto que se remonta al dogma Gnóstico con referencias tales como la debilidad del lado izquierdo”, es un tema recurrente en la historia.


Otro tema es aquel de la cruz que precede a la corona o el sufrimiento que precede al premio. En los versos 7 y 8 se lee:


A ella en ese lugar Su Señor le dijo que en Su reino ella
Honor y gloria a Él debía rendir.
Que pronto sufrimientos habría de padecer.
Haciendo a esto caso omiso
ella experimentó aún mayor felicidad
pues esperaba impaciente Su aparición
y con esto el sitio más alto de Honor.3


En la ópera de Mozart, se saca mucho provecho de las pruebas que los jóvenes amantes deben superar. En el Documento de Kelpius hay una prueba de separación y de fuego. La recompensa, sin embargo, no es el amor terrenal, sino la eternidad.


El Alma se encuentra sola en prisión. Tiene con ella una linterna (símbolo de sabiduría) y un martillo (símbolo de fortaleza). Ella usa el martillo para romper las cadenas y después para producir mediante un golpe una chispa, para encender la linterna.


En los versos 84 y 85 del manuscrito:


El camino de la rectitud emprendió
y con ambas manos el martillo tomó
Su desdicha y aflicción Dios misericordioso observó
Las piedras golpeo, hasta que la flama surgió
Su lámpara así encendió hasta que la luz del día salió
En sus tobillos los grilletes golpeó en pedazos rompiéndolos
En verdad esta lucha tuvo un efecto extraordinario
Prendiendo fuego a su prisión
con premura atravesando las llamas lámpara en mano
salió.4


Nótese que el texto dice “atravesando” las llamas. El fuego es un ritual de purificación por el que el Alma debe pasar, al tiempo que es un rito iniciático. Para nosotros, el fuego es simbólico.


A lo largo de la historia, la Princesa o Alma es hallada culpable por su falta de preparación y debilidad. Así el verso 122 nos advierte:


¡No juzguéis antes de tiempo, ni con demasiada premura a la culpable!
Trátala con misericordia y reprueba sus actitudes con ternura
Deja que tu juicio se guíe por el Amor verdadero y recto que hay en ti
o tu amada luz se tornará en obscuridad.5


Los hermosos versos finales, llenos de imágenes y sabiduría en lenguaje figurado ofrecen una advertencia y una esperanza:


Oh, temed mientras aún osados os aventuráis
manteneos firmes ante el miedo que enfrentaréis
así como la negra noche devora al día más brillante
así también vuestra noche puede ocultar su poder en la obscuridad
y en tanto hemos cargado el peso de los días de labor
de modo que sólo podamos ser comparable a tal cambio
pues cuando el Amor aparece ante la muerte en los confines de la tierra,
entonces
comenzará y caerá en nosotros el Día del Señor.6


Durante el verano de 1986 se efectuó en Filadelfia la reconstrucción de esta magnífica obra con el patrocinio de la Sociedad Kelpius y de la Logia Benjamín Franklin de AMORC, bajo la dirección de la autora. Así pues, la próxima vez que escuche la magnífica obra musical de Mozart “La Flauta Mágica” recuerde que es una forma perfeccionada de una obra muy anterior, una versión que se desarrolló a lo largo del Wissahickon cerca de Filadelfia en 1705 bajo la guía del Maestro Johannes Kelpius y la Rosacruz.

 


Notas:
1 Véase “Christopher Witt-Rosicrucian Wonder Worker of the Wissahickon” (Christopher Witt: Prodigioso trabajador rosacruz del Wissahickon), Revista Rosicrucian Digest, Feb. 1986.
2 Lamenting Voice....en el manuscrito, pp.34-56. Ms. Ac 189, Sociedad Histórica de Pensilvania.
3 De la traducción y edición de L.E. Carroll, 1986.
4 Ibid.
5 Ibid.
6 Ibid., versos 135, 136.


Fuentes:
Carroll, Lucy. “Christopher Witt-Rosicrucian Wonder Worker of the Wissahickon” (Christopher Witt: Prodigioso trabajador rosacruz del Wissahickon), Revista Rosicrucian Digest, Feb. 1986, p.10.
Carroll, Lucy, ed. Music of the Kelpius Settlement of the Wissahickon Glen., (La Música del Grupo Asentado por Kelpius en el Wissahickon), 1986.
(firma de Christiana Warmer) The Lamenting Voice of the Hidden Love at the Time When She Lay in Misery and Forsaken and Oprest by the Multitude of her Enemies (La llorosa voz del amor escondido en el momento en que ella se encontraba en pena y dolor y oprimida por sus múltiples enemigos), manuscrito, 1705. Sociedad Histórica de Pensilvania.
Sachse, Julius Friedrich. German Pietists of Provincial Pennsylvania. (Pietistas Alemanes en la Pensilvania Provincial) Filadelfia, 1895.


Sobre la autora:
Lucy Carroll, Doctora en Artes Musicales, es miembro del Consejo de Investigación Internacional de la Orden Rosacruz. Es profesora, directora coral y directora de teatro musical. Especializada en compositores de Pensilvania, la Doctora Carroll se interesa particularmente en la música del siglo XVII. Fue nominada recientemente para recibir el premio al Profesor del Año en Pensilvania.

 

Por Lucy E. Carroll, D.M.A., F.R.C.
Revista El Rosacruz A.M.O.R.C.
Octubre de 1995 

 

Enlaces de interés: 

Kelpius Society
The diarium of Magister Johannes Kelpius
Bilder aus der deutsch-pennsylvanischen geschichte


Publicado por cutronio @ 13:40  | Personajes
 | Enviar