Jueves, 08 de diciembre de 2011

¿Una herramienta para la investigación psíquica?



La fotografía Kirlian, también conocida como fotografía de alto voltaje o de descarga de corona, es uno de los temas mas discutidos en la escena técnica de hoy. El potencial de este proceso para descubrir nuevo conocimiento en las áreas de la psicología, parapsicología, diagnóstico médico y metafísica, ha creado muchos seguidores entusiastas. Otros, incluyendo muchos científicos, no están del todo convencidos de que el proceso Kirlian tenga algún valor o aplicación real.


Conocedores de estos extremos de opinión, hace un año se estableció un proyecto de investigación en los laboratorios de experimentación Rosacruz, con la intención de aprender todo lo que podamos acerca del proceso y sus posibles aplicaciones. Durante el curso de esta investigación, se armaron diferentes aparatos tipo Kirlian y se tomaron miles de fotografías. Lo que sigue es un breve sumario de algunos de nuestros pensamientos y observaciones.


La fotografía Kirlian depende del acoplamiento al sujeto de un generador de corriente alterna (Bobina de Tesla) a un alto voltaje, una alta frecuencia. La forma más simple coloca un objeto, tal como una hoja o una moneda, entre electrodos de placas de metal, como capacitores, que están en paralelo y separados por una pequeña distancia de una placa fotográfica. Para fotografiar un dedo humano el cuerpo del sujeto es usado como una segunda placa capacitora. Un tercer arreglo usa un electrodo transparente.


El efecto de la piel en la distribución de poder de alta frecuencia causa que la corriente fluya principalmente en la superficie de la piel más bien que a través del cuerpo. La mayoría del poder aplicado es disipado en la corona. La energía se expresa en una amplia extensión de espectro de radiación, incluyendo componentes ultravioletas, visibles, infrarrojos y electromagnéticos (radio y TV.), del mismo modo como la descarga eléctrica.

 


Durante el proceso Kirlian, se producen al comienzo unos pocos electrones en el espacio inter-electrodo; éstos son acelerados por el campo de moléculas y aire ionizado, llevando a un crecimiento que se expone en el número de electrones e iones positivos. Los electrones son atraídos al (+) ánodo y los iones más lentamente al (-) cátodo. Cuando los iones en el aire alcanzan una densidad crítica, atraen fuertemente a los electrones. Ocurren entonces recombinaciones y son generados protones de luz.


Los racimos de iones positivos se ponen espléndidamente luminosos y viajan a altas velocidades. Ambas, las fajas positiva y negativa, se mueven entre los electrodos y diferentes bolas de luz se mueven en varias direcciones. El color normal de las fajas es un azul brillante, debido a la radiación de moléculas predominantes de nitrógeno excitado. Este proceso eléctrico produce suficiente luz para exponer la película y resulta en una fotografía del tipo bajo discusión.


Ahora que tenemos una fotografía de la punta de un dedo, por ejemplo, ¿qué significa ella exactamente? Muchos de los primeros experimentadores pensaron que la corona que rodea al objeto fotografiado era el aura real, o "campo" bioeléctrico del objeto. Esta idea fue reforzada por el hecho que el aura o corona a menudo cambia en intensidad, tamaño y configuración en sucesivas fotografías cuando un sujeto altera su pensamiento o concentración. El experimento de la famosa "hoja fantasma" también contribuyó fuertemente para esta teoría.

 

                    

 

Bioplasma

En este experimento se fotografía una hoja, se corta en mitad y se fotografía nuevamente. La imagen resultante a menudo muestra una indistinta delineación donde fue hecho el corte de la porción de la hoja. En verdad, algunos científicos soviéticos han usado este experimento para sugerir que no solamente se está viendo el aura del objeto, sino que esta aura es realmente el quinto estado de energía llamado "bioplasma". Este bioplasma es, supuestamente, una cadena completa de información de energía asociada con todos los organismos, y está siempre completa e intacta, hasta cuando es cortada parte de la estructura física.


El gran problema asociado con la fotografía Kirlian es la interpretación del aura o corona. Sabemos, como Rosacruces, que todo tiene un aura y campo electromagnético rodeando su cuerpo. Podemos medir este campo con instrumentos sensitivos que indican una producción de 1/1000 de voltios aproximadamente en el término medio de las personas. Sin embargo ¿Qué ocurre con esta producción normal de energía, cuando está sujeta a una descarga de 30.000 a 100.000 voltios en la fotografía Kirlian?


O la descarga de alto voltaje sigue los contornos del aura normal existente, o se sobre impone a sí misma alrededor del objeto que se está fotografiando, por lo que tenemos solamente una fotografía de una descarga eléctrica.

 


Nuestra investigación, hasta ahora, ha producido muchos interesantes aunque inconcluyentes fenómenos y efectos. La fotografía Kirlian del dedo de un sujeto antes y después de entonación de sonidos vocales, por ejemplo, ha producido imágenes grandemente diferentes. Ciertos sonidos vocales producen un aura más grande y brillante, y otros sonidos vocales parecen disminuir el aura. Experimentos de curación producen grandes cambios en las auras. Un estado emocional del sujeto aproximadamente cambiará no solamente el tamaño del aura, sino que también su color. Muchos de estos experimentos tienen un alto grado de repetición.


No obstante que ante las variaciones en la fotografía Kirlian, pueden estas convincentemente ser atribuidas a experiencias emocionales o psíquicas, las variables envueltas en la técnica deben ser controladas. Entre los parámetros básicos que pueden afectar la imagen Kirlian, están los siguientes demostrados en nuestro laboratorio: 

 

(1) voltaje y línea de fluctuación 

(2) anchura del pulso, tasa del pulso y frecuencia de señal dentro del pulso 

(3) tiempo de exposición 

(4) tipo de película usada 

(5) propiedad de almacenamiento de descargas eléctricas en el cuerpo 

(6) presión del sujeto contra la película y la placa electrostática 

(7) ángulo de acercamiento de los dedos del sujeto a la película y la placa 

(8) igualdad en la superficie de la película contra la placa electrostática 

(9) humedad y suciedad en cualquier lado de la película, placa o dedos del sujeto 

Otros variables más difíciles de controlar incluyen:

(10) gases en la atmósfera 

(11) presión barométrica 

(12) temperatura atmosférica.

 

 

Esta diversa lista de variables no es necesariamente completa. En vista de que variables significantes no son controlados, no son posibles las conclusiones y generalizaciones acerca de los descubrimientos experimentales. Esto es particularmente cierto con relación a las interpretaciones de estado mental o energías curativas, debido a que la evidencia en las fotografías pueden haber resultado de fenómenos desconocidos y totalmente no relacionados.


Al presente, nuestra investigación Kirlian está centrada alrededor de intentos para establecer tanto como sea posible controles efectivos para la mayor cantidad de los parámetros mencionados. También imaginamos que la simultánea medida de otra información fisiológica, tales como la temperatura del cuerpo, la actividad de las ondas cerebrales, la respiración, la respuesta galvánica de la piel, los latidos del corazón, etc., junto con las fotografías Kirlian, puedan abrir nuevas puertas al conocimiento. Los experimentos junto a estas líneas están ahora llevándose a cabo y serán informados en un futuro artículo de Búsqueda de la Mente.


Si el corriente interés mundial y la atención enfocada en la fotografía Kirlian resultan en nuevas técnicas de control e interpretación, entonces existe ciertamente la posibilidad de que pueda desarrollarse una nueva tecnología científica y de diagnóstico. Si esto ocurriera, los beneficios potenciales para los estudiantes de metafísica y la humanidad en general serían enormes.

 

 

Por Alden Holloway, F.R.C. y George Buletza, Jr., Ph.D., F.R.C.
Revista El Rosacruz A.M.O.R.C.


Publicado por cutronio @ 11:35  | Ciencia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios